12/13/2011

Somos el 99%

Sol a estallar. La multitud se comprime en un paquete y desborda las calles vecinas. Gente de todas las edades se desplaza con dificultad con el rostro alucinado y la sonrisa estática. Se forman grandes corros alrededor de un orador encendido o de un artista callejero. ¿Es que el 15M ha vuelto a las plazas? Es que empieza la navidad.

Una vista elevada apenas muestra rasgos distintos. El mismo enjambre humano, similar alboroto, policía. Únicamente la inmersión en este magma borracho resulta menos gozosa, y casi irritante. Aquí la humanidad no se reconoce. Cada uno tiene sus propios planes que no incluyen a los otros. El roce es viscoso, se percibe la resistencia del medio, se palpa la antipatía.

La sociedad es en efecto un medio líquido. Nos movemos entre los otros como en una sustancia que nos sostiene y limita nuestros movimientos. Cuesta mantenerse a flote: buscamos puntos de apoyo y encontramos condiciones, pedimos ayuda y solo los preceptos responden. El dinero es el saturador de este fluido, nos hace tontos y obtusos produciendo en realidad un fango espeso. Las jerarquías crean una superficie y un fondo. Cuando eres reconocido, cuando percibes un ingreso puedes sacar la cabeza unos instantes y respirar, pero el resto del tiempo chapoteas desesperadamente en el barro, aguantando los tirones de quienes nadan por debajo o sepultándote en el coágulo. Quizá no vuelvas a ver la luz.

No sabemos estar juntos porque estamos separados. No hay flujo. El conocimiento se atasca en la autoría, la opinión en el dogma, el amor en el interés, la libertad en el miedo.

Todo encuentro, toda alianza entre partículas crea un contexto superior que no es el resultado de una suma, sino de una simbiosis. Lejos de impedirnos, nos proyecta. Necesitamos la opinión contraria para no volvernos locos. Sin ellas y ellos no es posible realizar nuestros sueños más íntimos.

Lo hemos visto, lo hemos vivido, loca. Chocar y estallar para conquistar el estado gaseoso. No podemos dejarnos llevar por la masa.

No hay comentarios: