12/18/2012

Muerte al tiempo

Hace mucho que se acabó el mundo. El mundo ya ha sido olvidado. Este espacio de sombras habitado por fantasmas es un viejo archivo de todas las experiencias, todos los descubrimientos, todas las utopías, de todo lo que hemos sido y ya no sabemos ser, porque el mundo de la vida, el “ser” de los filósofos, la consistencia de lo real ha desaparecido de nuestra vista. Todo cuando vemos son reproducciones y nos reconocemos entre ellas, procurando desterrar de nuestra línea temporal esa cosa sórdida y peligrosa. Este no es el mundo, sino su idea, su mala idea habría que añadir. Vivimos atrapados en la mundanidad como zombies en el umbral de la vida. Todos estos años nos ha acompañado la misma dolorosa conciencia, loca, y hemos vivido desterrados del mundo, tratando de no comprometernos demasiado, esperando el fin de los tiempos. El mundo ya no es más que una posibilidad, porque ni siquiera es un recuerdo.

No hay comentarios: